18 feb. 2014

A HUCHA DE TRES CHAVES DEL CONCEYO DE PEZÓS

Hucha de tres chaves del antiguo conceyo de Leitariegos/ Arca de tres llaves del antiguo
concejo de Leitariegos (Foto sacada del Facebook del Muséu del Pueblu d'Asturies)
El ano pasao púidose ver nel Muséu del Pueblu d’Asturies de Xixón úa interesante esposición sobre os muebles pa guardar cousas: huchas, baúles y armarios. El exemplo máis destacao y máis antiguo qu'alí s’amostraba era a hucha de tres chaves del antiguo conceyo de L.leitariegos, del siglo XIV, feita núa pieza de madera de castañeiro.

Hucha de dúas chaves da Colegiata de Salas/Arca de dos llaves de la Colegiata
de Salas (siglo XVI)  (Foto sacada del Facebook del Muséu del Pueblu d'Asturies)
Xa me prestaría que se conservara a hucha de tres chaves del meu conceyo, da qu'atopéi referencia nel Libro de montes de Pezós, del que xa faléi noutra entrada, peró quén sabe qué foi d’ela.


Paxina 7v del Libro de montes/Página 7v del Libro de montes

Había huchas de dúas ou tres chaves en todos os ayuntamientos, y tamén en iglesias, pa guardar nelas cousas de valor, como cuartos, seyos ou documentos importantes. Pa saber máis sobre estas huchas, recomendo ler un estupendo artículo de Juaco López y Armando Graña publicao nel número 5 da revista Ástura en 1986. Alí nos informan de que, el 9 de xunio de 1500, os Reyes Católicos deron en Sevilla úa instrucción na qu'obligaban a os conceyos a ter úa arca de tres chaves, unde habían de tar os privilegios y escrituras del conceyo ben guardaos. Esta hucha, a lo menos, tía que ter tres chaves y cada úa d’estas chaves debía tar en maos da justicia, ún dos regidores y el escribano del conceyo. Outro artículo interesante sobre as huchas na Asturias preindustrial é este de Gerardo Díaz Quirós, centrao nel conceyo de Grao.

Páxina 8r del Libro de montes/ Página 8r del Libro de montes
Nel caso de Pezós, nel Libro de montes, atopéi úa anotación feita el 3 de xineiro de 1765 por el novo alcalde mayor, S. de San Pedro, que dice testualmente:

(7v-8r)
Delixencia
En la villa de Pessoz, a tres días del mes de henero, año de mil setezientos sesenta y zinco, como alcalde maior y ordinario de él y nuebamente eleucto, con la notizia que tube de que en este concejo ai una Real ordenanza e inistruzion y autos de visita de las Reales desas de este concejo y por no saber adónde paraban, yze parezer a mi presenzia a don Domingo Álbarez Ron, alcalde que a sido mi antecesor, quien respondió que dichos instrumentos paraban en el arca de tres llabes de este dicho concejo y que justas la una paraba en su poder y las otras una en poder de don Luis Fernández Monjardín, rejidor decano que a sido, y don Francisco Alonsso Malnero, procurador jeneral que an sido en el juzgado de dicho don Domingo, a los que tanvién ize conparezer y entregar dichas llaves, y a pressenzia de los tres y otras personas saqué de la dicha arca los espresados libros y se bolbieron las llabes a quien tocavan después de la aber zerado. Y así lo zertifico y firmo.
S. de San Pedro